0212-5964111 Edif. Sede del MPPE, Parroquia Altagracia 08:00 am – 04:00 pm

MPPE firma convenio agrícola: por la siembra, la investigación y la soberanía alimentaria

  • Feb. 16, 2024

 

En Venezuela los estudiantes son protagonistas en la producción y la ciencia. Este viernes, 16 de febrero, el Ministerio del Poder Popular para la Educación y el de Agricultura Urbana firmaron un convenio para impulsar y concretar estratégicamente la integración de la agroecología como modelo de vida, el amor a la siembra y el interés por la investigación e innovación.

 

Esta iniciativa responde a los avances que desarrolla el gobierno nacional, liderado por el presidente Nicolás Maduro, desde los procesos socioproductivos desarrollados en las Escuelas Técnicas Agropecuarias y en las diferentes instituciones educativas del país. Con la firma de este documento, se acordó la atención de 20 000 escuelas y liceos para el año 2005 y la continuidad de las «Brigadas de los Conucos Escolares Carlos Lanz», que hoy ya existen 18 000 conformadas.

 

Durante esta jornada, en la que también se entregaron kits agrícolas, participó la ministra de Educación, Yelitze Santaella; la ministra dela Agricultura Urbana, Jhoanna Carrillo, la viceministra de Educación Media, Nancy Ortuño y diferentes representantes de la comunidad educativa.

 

«Se ha firmado un convenio para avanzar en las políticas orientadas por el presidente de la República que apuntan a potenciar lo que está relacionado con los Conucos Escolares Carlos Lanz. La primera estrategia que acordamos ambos ministerios es la de las brigadas que están en las escuelas y el Ministerio de Agricultura Urbana Apoya con el tema técnico», explicó Ortuño.

 

La autoridad añadió que, en esta primera fase y desde el territorio, se busca acreditar a los «maestros pueblos» que conocen profundamente el tema de la agricultura y ahora apoyarán en las instituciones educativa. Informó que «Manos a la siembra» es el nuevo lema motivador que se deriva el programa creado por el profesor Carlos Lanz, quien dejó una huella pedagógica imborrable.

 

«Vamos a consolidar diferentes formas de siembra para avanzar en la soberanía alimentaria, en la pedagogía productiva y, sobre todo, en ese cambio culturar de producir nuestros propios rubros», concluyó.